Mancera deshoja la margarita

Apenas en diciembre, cuando la alianza Por México al Frente lo bajó de la candidatura presidencial, Miguel Ángel Mancera frenó su anunciada renuncia y dijo que su deber estaría hasta el final con los habitantes de la Ciudad de México, afectados por los sismos. Estaba enojado y sentido porque fue la misma Alejandra Barrales, a quien él había apoyado para llegar a la presidencia del PRD, quien lo descartó públicamente como aspirante presidencial. Lo invitó a ser, en todo caso, coordinador de la campaña del panista Ricardo Anaya, lo que Mancera rechazó e incluso amenazó con dinamitar el Frente. Insistió en que su obligación estaba con los capitalinos que lo eligieron para seis años; que no podía abandonar a la población y que encabezaría la reconstrucción de la CDMX. El enojo le duró poco, porque desde enero decidió que siempre sí se iría a la grilla y que la fecha fatal era marzo; encargaría la reconstrucción a alguien. Incluso a varios de sus colaboradores que le […]

Leer la columna completa

Deje un Comentario

Los influyentes