Chamaquean de nuevo a Mancera

La supuesta habilidad política que Miguel Ángel Mancera había mostrado para hacerse del PRD ha desaparecido, ya que después de haber sido considerado como presidenciable, hoy anda cascareando por hueso. Al llegar, en 2012, a la Jefatura de Gobierno —con la votación más alta en la historia para un candidato— y guiado por Héctor Serrano en la Secretaría de Gobierno, Mancera se apoderó de la ALDF y del PRD capitalino. Ningún jefe de Gobierno, incluyendo a “ya saben quién”, había sido tan poderoso: en 2012 instaló a Manuel Granados como líder de la Asamblea Legislativa, y a Raúl Flores como presidente del sol azteca en la ciudad. Todavía le alcanzó para empujar el año pasado a Alejandra Barrales a la presidencia nacional del PRD, y después meter como sustituto al propio Granados, cuando Alejandra salió a pelear la candidatura por la CDMX. Su poder parecía real, hasta que sus aspiraciones presidenciales fueron cortadas de manera abrupta por una decisión cup […]

Leer la columna completa

Deje un Comentario

Los influyentes