Ignora Christian su promesa

Al igual que Xóchitl Gálvez, pero con la diferencia de que él no ofreció en garantía propiedad alguna si incumplía su palabra, el panista Christian von Roehrich se negó a honrar su promesa de quedarse al frente de la Benito Juárez hasta el último día de su mandato. Durante su campaña de 2015 por los votos en la demarcación, uno de los principales reclamos ciudadanos fue que los políticos albiazules sólo agarraban la delegación como plataforma para después brincar a alguna posición legislativa. Ante esos cuestionamientos, Von Roehrich juró y perjuró que él no sería chapulín como sus compañeros, entre ellos su antecesor Jorge Romero. Que lo apoyaran en las urnas y que, pasara lo que pasara, no iba a abandonar a los habitantes de Benito Juárez antes de tiempo. Bueno, pues se va del cargo casi nueve meses antes de concluir, ya que su sueño es ser chapulín y regresar a la Asamblea Legislativa del DF —donde ya fue diputado— a coordinar la bancada de su partido. Atrás […]

Leer la columna completa

Deje un Comentario

Los influyentes